Sabias que…la Reinheitsgebot es la ley de alimentos más antigua?

Sabias que la Ley de la Pureza de la cerveza, o Reinheitsgebot , es la ley de alimentos más antigua del mundo?

Pues si, debe ser la ley de alimentos más antigua y como hoy en el aniversario de su decreto vamos a hablar un poco de ella…

Para quien no conozca esta ley, la Ley de la Pureza(en alemán, Reinheitsgebot) fue decretada el 23 de abril de 1516 por Guillermo IV de Baviera.

​En ella, se establecía que la cerveza solo se tenía que elaborar a partir de tres ingredientes: agua (de preferencia de manantial), cebada malteada y lúpulo.

Puede llamar la atención, que en esta ley no se hablara de la levadura, pero fue descubierta por Louise Pasteur en 1880.

El origen de que sólo se permitiera usar cebada para la fabricación de la cerveza, supuestamente era por salud del consumidor, pero las razones ocultas de esta ley están en que Guillermo IV, tenia el monopolio de la cebada en Baviera, y era una manera rápida y sencilla de enriquecerse con esta bebida tan popular.

Sorprendentemente, la ley ha estado en vigor hasta el año 1986 que es abolió, 500 años en los que los alemanes han hecho cerveza con estos tres ingredientes solamente, incluyendo la levadura a finales del siglo XIX.

Por suerte, esta ley, aunque aún muy defendida entre las cerveceras tradicionales alemanas, como sello de calidad, al no estar en vigor, nos deja poder degustar las estupendas cervezas de trigo alemanas, las Weissbier.

La Ley Alemana de Pureza de la Cerveza de 1516 dicen que se exhibe en el antiguo monasterio cisterciense de Aldersbach, en Alemania.

Abbey Aldersbach, Imagen de Alexandra Fernandez en Pixabay

Trasteando por internet sobre este tema, me he encontrado un libro que parece interesante sobre historias alemanas y austriacas de cerveza casera, al menos está en ingles, os paso en enlace por si os interesa culturizaros cerveceramente hablando: Historic German and Austrian Beers for the Home Brewer

Si queréis saber más historias de la cerveza, visitad otras anécdotas de Sabias qué…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *